Tag Archives: javier mascaro

La Caverna_Programa 83

11 May

Play Programa 83_La Caverna.

Sofia Ruvituso // www.sofiaruvituso.com
LOS VAGABUNDOS Y SUS FANTASMAS//Sofia Ruvituso // http://www.sofiaruvituso.com

increíble aventura: ¡entramos en la Caverna de Tolosa!. Un lugar húmedo y oscuro (como todas las cavernas), con estalactitas, estalagmitas, pinturas rupestres (de una manada de bicicletas prehistóricas) y una bestia de las profundidades: el Chancho Leopoldo. 

 

Como si fuera poco: poemas del querido Javier Mascaro, canciones de señor tomate y entre ríos y otra mujer increíble en américa profunda.

 

EMPIEZA EL MIEDO LINDO.

 
 
La Caverna para Descargar.
 Reproducción y descarga desde el portal de FARCO  Están los programas con otra numeración pero ordenados por fecha y con una semana de adelanto con respecto a este blog. Hay que registrarse y entrar ahí donde dice Producciones. De paso chusmean toda la red (no tiene desperdicio).
Anuncios

Javier Mascaro.

11 May
Javier Mascaro
Javier Mascaro

En esta Escuela de Nadie he sufrido muchísimo (recuerdo, sin ir más lejos, al maestro Nadie quebrándome una pierna de un fierrazo en el programa 5 o 6). Pero también hubo cosas maravillosas: conocer la poesía de Javier Mascaro, por ejemplo.

En el programa 83 leo algo suyo. Escuchen si gustan o entren aquí:
Javier Mascaro Poesía.
Javier Mascaro en el Face.
 
 
77922245-28
 
La verdad 
no entiendo a espineta y a los redondos
No entiendo las aceitunas ni el roquefort
Nunca entiendo las poesías

Yo lo que entiendo es el sabor
la perspicacia
de mojar el pan en el tuco
o en el jugo de la ensalada 
y en el medio de esos placeres mirar para arriba y agradecerle a mi dios (que es una mujer gorda y canosa comiéndose un sanguche de salame en una banqueta) el buen gusto en la creación.
  
Cuando se voló el techo.
Mi casa era una casa común con paredes, piso y techo. En un costado una cocina, y más o menos por atrás un baño. Mi familia era una familia común con hermanos, padres y perros. En un costado una mamá en una cocina y más o menos por atrás un papá en una tele.Mi hermana con un teléfono, mi hermano con un teclado, mamá con la cuchara y papá con el control remoto.Cada uno con sus cosas, cada cosa con su dueño, cada dueño con cada cosa, cada cosa en su horario. Nada se mezclaba con nada, ni nadie con nadie, ni mamá con el galpón, ni papá con el delantal, porque había cosas que hacer o porque hacer siempre se hizo igual. Pero un día se nos voló el techo, y se cortó la luz. Entonces vimos que arriba había unas estrellas hermosas. Y nos acostamos y las miramos y nos juntamos bien porque hacía frío. Y descubrimos como era cada uno. Y jugamos al dominó y al tuti fruti. Y cuando vino la luz ni la prendimos. Y cuando vino el techo no lo quisimos. (lo trajo un vecino) Y me parece que mi hermana escondió la tele en un cajón y mamá convirtió la computadora en una olla. Por eso con mi hermano hicimos un guiso, y papá lavó los platos. Y entonces se empezó a mezclar todo, y así todo desordenado nos dimos cuenta que todos éramos más lindos. Y a veces no encontrábamos las medias, ni los vasos, pero encontrábamos las caras con más dientes y las espaldas con más abrazos. Yo vi que mi papá tenía la parte de adelante de la cara, porque con la tele no se le veía. Y había un montón de canciones en el lavadero que nunca habíamos cantado. Agarramos primero las más aburridas y después las más bellas y las trajimos más cerca de la cama para cantar mirando las estrellas.

Programa 68_El dinero, la producción y el consumo 7

8 Oct
[audio http://archive.org/download/LaEscuelaDeNadie_68_laImaginacionYElDinero7/68_elDineroLaProduccionYElConsumo7LaImaginacion.mp3]

Se desparrama la poderosa imaginación:

hay 15 pesos llenos de valentía, 44 millones que se queman, 9 llaves compradas con poesía y canciones, Sofía Viola como un fantasma y el repiquetear de las gomeras del Brazo Armado.

.

Un cuento de Claudia Pascual Parada en su propia voz y las canciones de Flopa Minimal y Cat Power.

Pablo Bernasconi

Programa 54_La Aventura 3

2 Jul

Dos hermosas batallas: Ramiro y el Brazo Armado de la Escuela de Nadie contra la policía (la primera) y Susana contra el Tiempo y la Muerte (la otra).
Aparece Esther, una señora viejita que se desempeña como Subcomandanta de la Octava división Sillatransportada del Brazo Armado y Obdulio, un señor viejito, cariñoso y buen lector.
¡No pueden perderse semejantes hazañas!

Por si fuera poco: luminosos poemas de Javier Mascaro, Carmen Ruíz Fleta, Me darás Mil hijos y la querida Orquesta de perros.

El mejor programa de los últimos meses (dice el maestro Nadie, que siempre se anda con chiquitas).

Poemas de Javier Mascaro

29 Jun

En el programa 54 se escuchan dos poemas de Javier Mascaro, poeta y alumno ejemplar del Oeste bonaerense.

Aquí compartimos esos y otros más, porque nos hacen bien.

LAS PRIMERAS VECES

Sí, claro que el mundo está lleno de primeras veces,
están por todos lados. Como las aventuras.
Porque cómo me dijiste en la otra poesía:
“Hay que estar despierto para que las aventuras sucedan”
O como dice Dolina “hay que salir a buscar camorra
Si nos quedamos en el sillón es siempre lo mismo…
¿Cómo se llaman los de la casa de al lado?
¿y si vamos al almacén en pantufla a cuadros por primera vez?
¿O encaramos minitas en la cola del Rapipago?
Hay que irse a vivir a un pueblo con pocos faroles,
como hicieron los bichitos de luz.
Sino no tiene gracia.
Hay que exiliarse como ellos, del ruido, los autos y las luces.
Y hacer una casa con nuestras manos,
eligiendo cada piedra.
Esa si es una aventura.
Pero nos estamos quedando.
Siempre lo mismo;
Las personas vienen del shoping
y los bebés de las cesáreas.
Y lo de la bici, siempre es el gomín.
Seamos originales.
Porque las primeras veces están por todos lados
mirando picaronas para que las encontremos.
Las primeras veces son así.
Las segundas,
no tanto.
,
QUE NO SE PARE DE BAILAR
Cantan las chicharras, cantan los pájaros,
cantan los grillos, y uno que se baña.
Cantan las gatas cuando aman
Y los botelleros, cantan y cantan.
Bailan las arañas, bailan los elefantes
Bailan las abejas, las perdices
Y los cocodrilos, que hacen al agua bailar también.
Que canten los niños, que alcen la voz
que pongan al mundo a bailar
y que dejen ya de joder con la pelota.
Que se viene la tormenta.
Pero…¡que no se pare de bailar!
Que no se pare…
Porque ¿Quién dijo que todo está perdido?…
Yo vengo a ofrecer mi tohallón.
Y a seguir bailando…
que la vida es un carnaval.
,

DISTANCIAS

De mi casa a tu casa
hay tres perros.Uno que ladra finito y me da risa
Uno que ladra grave y me da miedo
Uno que no ladra y me pone triste.Por suerte en tu casa estás vos
y se me pasa.
,
DOS O TRES

ojalá 
no sepa tu nombre
pero sepa tus mañanas.
Dos o tres.
y que en esas mañanas haya un perro peludo recostado en el suelo 
café con leche 
y unos besos que me alcancen hasta hoy.
—————

El abismo 2_Programa 36

1 Dic

Juan Carlos cayó en su abismo interior después de escuchar el verso de Arturo Serrano:
quiso gritar pero su boca era una piedra cerrando un laberinto
Para rescatarlo, nos tiramos todos en ese abismo -detrás de Irene, alumna que contagia la valentía de la primavera.
Tardamos mucho en llegar al fondo (era verdaderamente profunda su soledad), pero llegamos… y finalmente ¡pudimos rescatar a Juan Carlos!
(gracias al maestro Nadie, hay que decirlo, o tal vez a Irene o tal vez a la primavera que lleva en su vestido de flores…)

Suenan los poemas de Javier Mascaro, una canción Violeta y otra que habla de la alegría y el desierto.
También está la voz de Paco Urondo en la voz de Juan Gelman.
y también, todavía, la esperanza de que el maestro nos enseñe algo más entretenido (cómo hacer una revolución, por ejemplo, o por lo menos un pic nic de fin de año).

Poemas de Javier Mascaro

25 Nov

INVITACIÓN

En la mitad izquierda de una semana celeste
con la caca de un perro que nunca conocí en la alpargata blanca
te invité a volar en un avión de papel hasta Cañuelas,
todo x ruta 3.

Un avión de papel que hice con una hoja de matemáticas cuadriculada.
Que me quedó medio mocho
Y tuvimos que arreglarlo en la mitad del viaje
y supiste que los papás y los aviones de papel no somos perfectos.

Lo arreglamos levantándole las alitas para arriba,
para que vuele mejor.

Después paramos en un campo de maíz para hacer pochoclos.
Y jugamos toda la tarde a saltar
y a tirarnos en el suelo para hacernos las cosquillas.

DISPAROS Y ESCUDOS

En la esquina te disparan con bocinas
Te disparan con carteles enormes
Con cámaras de seguridad
Con caños de escape que largan ruido y humo
Con vecinos que se meten rápido atrás de la rejas.
Pero están trabajando por mi salud, por mi seguridad,
Por un Merlo mejor.
Y yo no quiero que trabajen por mí, ni para mí.
Yo quiero hacer dos cuadras de más para pasar por la casa de unos viejitos
que sacan las banquetas a la puerta
y te saludan cuando pasas.
Pero sólo si vas caminando o en bici.
Algún día me voy a quedar a conversar.

EN EL GALPÓN

En el galpón,
tengo un domingo que confeccioné
para que yo te guste.
Le puse pimentón.
Y árboles frutales al costado.
También una gotita de viento,
para que te vuele un poco el pelo.
Y preparé una lluvia para cuando te estés yendo.
La tengo en la heladera.

Cuando termine el sábado que viene,
lo voy a dejar
en el pasillo de tu casa.

EL PARAISO

El paraíso no es una playa de agua turquesa
con palmeras
arena blanca
y un cielo azul.
El paraíso es un monte,
con un flaco meando cerca de aquel árbol
un viejo y una vieja tomando mate en un tronco,
una guitarra y una huerta para el que quiera alegrar el alma,
quince grados
pasto y animales para el lado que mires,
siendo las seis de la tarde o las diez y media de la mañana
mientras los niños corren y se ensucian con los perros,
que son de esos perros sin horarios,
que se pierden los fines de semana.

http://javiermascaro.blogspot.com

A %d blogueros les gusta esto: