BIENVENIDOS

ADELANTE
BIENVENIDOS A LA ESCUELA DE NADIE

ESTA ESCUELA NO CIERRA POR LAS NOCHES
Y ESCONDE EN SUS PUPITRES
BOTELLAS QUE DEVUELVEN
LA MEMORIA Y LA MAGIA.
Y TIJERITAS PLEGABLES
QUE AMEDRENTAN VERDUGOS,
Y UNA TIZA MANCHADA
PARA SIEMPRE DE SANGRE

ESTA ESCUELA DE NADIE
DESENTIERRA LOS LIBROS QUE ESCONDÍAN MIS VIEJOS

¿PORQUE TENEMOS QUE QUEDARNOS QUIETOS?
DECIMOS LOS ALUMNOS DE NADIE, ¿POR QUÉ
TENEMOS QUE CALLAR?, GRITAMOS.

LOS ALUMNOS DE NADIE
SALTAMOS LA SOGA
QUE ESTRANGULA A LOS ÁNGELES
Y AL FINAL DE LA RAYUELA
ENCONTRAMOS UN POZO

DE DÍA TODO VUELVE
A LA ANORMALIDAD.
PERO HAY QUE ENTRAR A LAS ESCUELAS
DURANTE LAS NOCHES
Y DEJARNOS MENSAJES
PARA CUANDO SEAMOS CHICOS.

MIENTRAS TANTO
BUSQUEMOS LAS PALABRAS
QUE NOS ESCUCHARAN.

Anuncios

10 Comentarios

    • sopapa y compañía (tesoretesoro)

      Hey, hola, estas ahí?!
      yo acá, buscando yunta
      en este intento de ejercitar
      en la sabia e imprescindible
      disciplina del plomero…

      dándole a la sopapa, con poca suerte
      pescando miseros hilos
      de leve desagote
      pero desagote, y ya entonces
      groso
      por mas angosto que sea…

      pero pienso
      o siento:
      con vos ahí, con vos acá
      como si se juntaran Mario y Luigi en la misma pantalla
      no podrá, la sopapa hacerle
      algo mas que cosquillas al estanque?…

      si hay un Mario o un Luigi o un cualquier nombre
      o bien el nombre que contiene todos los nombres, menos el mío
      si hay un otro presente
      si no estas solo…

      nuestras charlas, por ejemplo
      muchas se transformaron para mi en sopapas
      y dejaron salir salvadores vómitos,
      salvadores soretes
      que son tesoros mal-dados-vuelta
      tesoros al revés…

      “la sopapa destapa y no tira…
      deja correr…fluir
      mover el agua estancada…”

      bien, deja correr, ir,
      pero por suerte, también venir
      esa agua estancada, maloliente
      que, si vuelve
      cuando vuelve,
      troca su olor a flores…

      ya que cuando mueve
      da vuelta
      lo convertido en sorete
      y lo vuelve a hacer tesoro…

      de las vomitadas que escribí,
      vestigios de las flores atrapadas en la cartapesta de mil capas
      varias salieron de sopapas que agitamos juntos
      momentos que fueron
      encuentros-sopapa…

      aunque, es justo decirlo
      no faltan las veces
      que caímos (y caeremos) juntos
      en encuentros de los otros,
      donde en vez de sopapa, setapa
      cartapesteando al menos una capa mas, alejándos unos pasos mas…

      pero así y todo
      mas allá de sopapas y setapas
      parece preferible
      para arremeter semejante estancada
      que esté ahí
      cualquier otro segundo, tercero
      singular o plural
      antes que el permanente
      insoportable
      el suicida
      primero singular…

  1. Buenas, me anoto y comprometo a hacerme la rata casi siempre,
    si es que aguanto la gambeta de esta hermosura ocultada
    que es dejarse en caída libre.
    Va un vomito, preciosura como todo vomito, por ser vomito nomas:

    Escapando a la salvada…

    Mario, si me permite el tuteo,
    no pude
    fallé en seguir
    todas sus sabias precauaciones
    en esta trampa
    caí en todas, o en casi todas
    y me salve
    y no paré de salvarme
    y en eso, me seguí perdiendo
    me reperdí
    y quedé atrapado, paralizado,
    salvado
    muerto en vida, muerto bien vivo
    y, como bien decías
    entonces:
    no accedí al derecho de quedarme contigo
    ni con nadie
    ante todo ni conmigo
    Encerrado en la
    confortable-cárcel-salvadora
    de espejos de colores
    de reservas del mundo
    de congelamiento del júbilo
    de quereres con desgano
    Por caer en la trampa
    vendiendo el alma
    a cambio de chucherías, de “cajitas felices”
    que pagué bien caro al mercachifle salvador
    Permitame estas ultimas palabras
    antes de someterme a la justa condición que bien avisaste con tiempo
    Hoy, al encontrarte en un papel ya amarillento
    nacido hace 20 años
    y agonizando en los subsiguientes
    sin poder dejar de asesinar
    a casi-toda posibilidad
    de ser un insalvable
    y así
    de quedarme contigo
    contigos
    y conmigo
    Pero como maderaita en el naufragio
    flotando ese frágil “casi”
    débil retazo
    desde donde ilusionar al menos
    un camino de regreso
    de soltada de amarras salvadoras
    y en caída libre al abismo, la posta
    car, caer y seguir cayendo
    encontrándome
    con todos esos contigo
    que merecían la pena…

      • Buenas Martín
        algo así como el preceptor de esta Escuela?,

        de esos de Escuela de barrio (de “periferia”, como le dicen), bueno, de ésta: que parece ser de esas
        esas que acepta
        (o por que no le queda otra que tener la suerte de ser invadido por la tierra con la que aunque
        barran y barramos
        no logramos quede bajo la alfombra
        y vuelve a salir -o a entrar- )
        el ingreso como alumno (o mejor: “como estudiante”)
        de lo insoportable…
        que sabe (o simplemnte se juega a)
        que “el colchoncito real del cariño”
        es la caída libre…
        Mario era
        y parece que logró seguir siendo
        Maio Benedetti
        el que escribió un montón de incomodidades
        bajo el titulo “No te salves”
        y en eso nos tiró mas que una mano
        para que dejemos
        de solo escapar…

        Mucho gusto Martín,
        y gracias por recibirme
        y decirme al verme llegar
        aunque tarde, muy tarde
        mereciendo mas que media falta
        “Hola Juan. como andas?, pasá nomas…”

        un abrazo

        y hasta mañana
        que espero llegar mas a horario…

  2. quiero inscribirme en esta escuela que me dijeron es de las peores, es decir, de las que entonces sirven para servir. he armado una pequeña currícula (no soy muy adepto a decir curriculum, es demasiado grosero) de mí. clemencia para los vencidos, anotadme:

    ÚLTIMA NOTA, carta jamás hallada en el bolsillo de un suicida infructuoso

    Vamos,
    ¿de qué me quejo?
    Nací en el seno de una familia hermosa,
    dos padres que se aman más década tras década,
    tres hermanas maravillosas, que día a día
    luchan por sacar adelante sus vidas, sus familias, sus intereses.
    Conocí a lo largo de mi vida gente de todo tipo, estrato, y moral.
    Los mejores de ellos me acompañaron y amaron de la única forma posible:
    Incondicionalmente.
    ¿de qué me quejo?
    De mí, es claro.
    No he sabido estar a la altura de ninguna circunstancia.
    He virado al revés en cada ocasión en que la curva se mostraba clara.
    Yo mismo me he hundido en el fango de la tristeza, que yo mismo he generado.
    Me quejo de que ya no puedo sentir al sol en mi cara sin dolor.
    Me quejo de que ya se me ha secado el pozo de toda esperanza.
    Me quejo de este estar sólo conmigo, como un nómade, un caracol.
    Me quejo de haber sido inteligente mucho tiempo sin haber comprendido lo único que había que comprender.
    Me quejo de respirar, de despertar cada mañana, de arrinconarme en los lugares más oscuros,
    de aislarme en los tugurios menos pensados, de huir de la luz y de la conciencia.
    Me quejo de no haber hallado nunca el otro par, el otro pié, de que mis huellas sean solitarias.
    Me quejo de la libertad, en la que no creo, pero por la que lucho cada día.
    Me quejo de dios, por morir hace tiempo, sin llevarnos, sin llevarme.
    Me quejo del diablo, por no existir tampoco.
    Me quejo del cansancio, que nunca será del todo comprendido.
    Me quejo de la muerte, esa esquiva, inasible, y engañosa mujer.
    Me quejo de mí. Sólo de mí.
    He amado. He llorado. He bailado. He reído. He sido todo lo feliz que pude, y hasta donde pude.
    Continúo amando. He entregado de mí, también todo lo que había.
    Estoy seco.
    Cansado.
    Vacío.
    Tú que lees, evita la tortura de entregarte a cavilar los sentidos de la vida.
    La vida no tiene sentidos. Solo fluye, como un río.
    Hazte un bien y déjate llevar. No seas como el salmón que nada contra la corriente.
    Y procura por todos los medios, ser feliz.
    Yo no pude más que lo que pude.
    Pero tú sí. Tú podrás más.
    Continúa.
    Vamos,
    Ya no me quejo.
    Ahora soy silencio.

  3. La madre Teresa de Calcuta no es propietaria de ninguna radio. Para opciones extremas irse en barrilete a la Luna del lado en que no estuvieron los yankis. Acá, en más o en menos, todo es la misma mierda. Creo que solamente somos responsables de lo que hacemos nosotros. Y en un lugar de mierda puede ser más fuerte nuestra influencia. Es fácil ser combativo entre los doce de la colina.
    Un abrazo, Jorge

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s