Poemas de Irma Elena Marc

Imagen obtenida de: unadepoetas.blogspot.com
Imagen obtenida de: unadepoetas.blogspot.com

En el programa 77, se escuchan poemas de Irma Elena Marc.

Aquí van esos y algunos otros.

Al final, puentecitos a otras obras suyas.

 
 
 
 
 
 
 
La intemperie
 
A la intemperie, siento un dulce animal
Respirar aquí, entre amapolas,
Las flores le parecen algo extraño, el animal no.
Cálidamente protegida de todo lo que debía tocarla
Ella escribe unos versos
Con una pena de pájaro.
El pájaro hace nido en la cáscara de mis párpados
Dispuesto a quedarse aquí.
Ella contempla su mano como una isla de luz
Entre las amapolas.
Bajo los párpados ya es un sueño lejano,
Abre la sombra y toca un rizar de insectos
Ella sueña
Como si este día no fuera gema de púrpura
Del animal que me respira tierno y apagado
En su país inocente.
 
 
 
 
El charco de lágrimas.
 
Yo le hablo, pero mis palabras ya no surten efecto,
se oyen como leídas por la voz de una ahogada,
hablo para que me oiga, como si Ella oyese.
Fui tras Ella a la comarca de las Mujeres Mudas,
usando una sombra como polvo enmudecedor para vocecitas
de la penumbra. Caí en un charco de lágrimas y Ella dijo:
¡Oh, ratón!, ¿sabes cómo salir de este charco? Estoy muy cansada
de estar nadando por aquí. ¡Oh, ratón!
Se oyó decir:
Toda habla es falsa y, como tú, cae.
Con un relampagueo de agujas tembló mi voz depositada
a sus pies como una ofrenda .
Toda mi vida es algo que jamás comprenderás,
grité desde la orilla del charco.
Ella pareció comprender
y haciéndome esperar la noche
soltó mi voz que ardía
dando vueltas con el movimiento de las sombras.
 
 

En lo feroz.
 
Ella habla en los sitios donde yo era una persona
que no está más.
Ella habla de zonas más allá.
En el caos, en el estupor de donde proceden mis sueños, desguaza mi corazón
y manda al mundo las carnecitas a modos de pulsaciones de la ausencia.
Ella trata de conmoverme con el recuerdo de la infancia
(no es tan fácil, amiga mía, no es tan fácil).
Ahora intenta elevarme a la contemplación de lo maravilloso
(Ella trama conflictos cuando se pone sentimental).
Y dice: “Alguien me hizo comprender que el sexo está acá”
y gatilla sobre su sien un dedo descargado.
(Cómo explicarle mi incertidumbre de lo que es carne,
de lo que no).
Con palabras líquidas como las formas del sueño digo:
“Ven”
(El deseo es pulpa inhabitable,
carneviva cavada en lo feroz del cuerpo,
cómo- de qué modo- quién- cuándo- me llamó,
y es pavor y dulzura
el llamado del amor).
 
 
 
Transformaciones.
 

Qué horadó tan lejos mi inocencia más inocente
mi nombre más puro y desde entonces
mi pena se renueva sin cesar
y Ella está cada vez más perdida
ante mis ojos
Algo la cautivó en la noche tejiendo sus
vestidos con qué a qué a quién
en cada abandono pero por qué el retorno
al inmenso continente
que la separó de la ganancia deseando otra
carne para su alma otra alma para mi carne
en la distancia de lo expulsado del paraíso
y engullido por la sombra
aproximándose a la muerte
para que obtenga mi placer
matándolo.
 
 
 
 
Poemas de Irma Elena Marc en Lexia
 Otros poemas en Poetas en la luna
De lo que no aparece en las encuestas 2
 
 
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s