La Traición del Hombre Topo

En el programa 74, se escucha un poema de Franco Bordino, uno de los hacedores de La Traición del Hombre Topo: revista literaria de poesía, narrativa y traducciones de autores consagrados con textos de Franco Bordino, Matías Raño, Juan Dardón y Gustavo Roumec.

Aquí, Los Camiones, de Gustavo Roumec y el poema Cascada de la estrella, que se escucha en el programa.

 

LOS CAMIONES

Miramos los camiones
Que pasan
Más allá del alambrado
Por el camino de tierra.

El sol nos pega de lleno
Y entrecerramos los ojos
Como queriendo proteger
esa visión para que
se nos grabe en la retina.
La imagen es una grieta
Que late dura y cascarona.

Miramos el fondo del horizonte
Que está ahí no más
Como todo, está ahí no más.
Pasan uno y dos
Y al quinto ya la emoción
Es inefable
O muda.

Miramos los camiones
Más allá del alambrado
Pasan cargados
De qué
De lana
De cereal
De vacas
De autos
De troncos,
van
Hacia el sur.
Y nosotros miramos
Con la vista clavada en el camino
Que allá lejos
Acuna a los camiones
Que pasan
y que miramos.

En la cabina los brazos
Asfixian el volante
y
Los dedos se misturan
Con el caucho y la cuerina.

Miramos la nube de polvo
Que se levanta
Y que también
Es parte de los camiones,
Los insinúa.
Y nos hermana ese polvo
Que se levanta en la tarde
Con el paso de los camiones.
A través de la ventana
Miramos
Más allá del alambrado
Espectadores fieles.
Al anochecer
Lentamente nos paramos
Y aplaudimos.

 

AUTOR: GUSTAVO ROUMEC

 

 

.

 

CASCADA DE LA ESTRELLA

Nunca te habías dejado abrasar en el deseo de otro

como bajo ojos polares que te arrastran. Ni encintar con tierra

parada sobre un firmamento de criaturas ahuecadas.

Nada te puede desadherir

del ritmo nuevo que se anuncia.

—Día entintado con soles.

¿Te imaginaste alguna vez que te podían desear así,
que el mundo iba a derrumbarse entre labios de huestes invisibles
tapizando tu nombre austero, sobre las fachadas de los sueños eternos del lodo;
o que mil cuerpos iban a yacer sin vida
sobre hornallas llagueantes —superficie lunar—
creadas por tu guerra, la que vos desencadenaste
—cascarones de nogal, de buen vivir y engrudo—?

Nunca te imaginaste que te iba a romper a piedrazos los tímpanos
de cada átomo de tu cuerpo amordazado
para no cantar nuestro placer —frente a minutos:
los fragmentos indistintos que no llevan nuestra carne,
frente a ellos deberemos parpadear
en atardecer sanguíneo de paisajes propios.

Traía todo el fuego: vos no lo sabías, yo no lo sabía,
traía todo el fuego que el sitio de los astros (o el sitio de su falta)
nos había preparado
ciegamente, en una caja de tendones.
Un espejo enfermo resplandeciente en llamas de sangre
da su apoyo a los dedos y dispara el amor a través de mi alma
—¡hacia vos!— (o a través de su sitio). Lo último que nos imaginábamos
era que vos ibas a poder soportarlo,
las jeringas acuosas, la presión del reflejo;
O que adorarías bañarte en camas de ceniza,
ser besada en el cielo del ojo;
O que ibas a poder pasear indolente
a través de llamas,
a través de dédalos de lluvia fundidos en el cielo.

Hay un sitio, un lugar, una fuente ignota del reverbero mutuo de los sexos.
Ni vos ni yo lo dominamos,
ni podemos evitar dejar frutos muertos
en el suelo rojo
o pájaros heridos en las comisuras entreabiertas del firmamento
ni una araña de fisuras
en la película de vidrio que separa.

______________Luciana,
¿qué holocausto de cárceles se afina en tu nombre?
_______________________Luciana,
¿qué monstruo de misterios con espuma entre los dientes brilla en tu blancura?
¿Sabías que yo iba a destruir la tierra
y a olvidar el cielo
gritando tu nombre:

¡Luciana!

_________¡Luciana!

__________________¡Luciana!?

Bajo la cascada de los astros
dejaremos reposar nuestros cuerpos desnudos
y el día crecerá
como un río oculto en las ramblas de tus ojos.
(Ay del cielo que no aguante.
Ay de la tierra que no pueda.)
Todo lo que exista responderá
a nuestro nombre mutuo.
Día entintado con soles.

AUTOR: Franco Bordino.

 –
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s